Contemporánea

El cuento número trece de Diane Setterfield – Reseña

  • Título: El cuento número trece
  • Título original: The Thirteenth Tale
  • Páginas: 480
  • Autor:   Diane Setterfiel
  • Otros libros de la autora: Érase una vez la taberna Swan, El hombre que perseguía el tiempo, etc.

¿Qué mejor manera de conocer a alguien que a través de su colección de libros y el trato que les dispensa?

Diane Setterfiel

Sinopsis

Entre muchas mentiras, recuerdos e imaginación, está envuelto el pasado de la famosa novelista Vida Winter.

La escritora pide ayuda a Margaret una joven mujer y amante de los libros para contar al fin su misterioso pasado.

“Cuénteme la verdad” le pide Margaret, pero la verdad duele, y solo el día en que Vida Winter muera sabremos que secretos encerraba El cuento número trece una historia que nadie se ha atrevido a escribir.


Mi opinión

Esta es una historia tan bien escrita, de esas que lees y es como que estés acostada en una sábana de seda y no te quieres levantar nunca.

Rica en detalles y suficientemente extensa como para sumergirte totalmente en las palabras de Diane.

Tanto como los paisajes, desde la casa en ruinas dónde todo pasa hasta la biblioteca de Margaret se describen al detalle.

Igualmente los intervalos de tiempo que se basa el libros los hace la autora sin que te pierdas. El pasado y el presente, aunque siempre esta esa espinita que te dice que aquí hace falta información y eso te lo responde la misma señora Winter.


Personajes

La joven

Comenzamos con Margaret, una joven que vive en una librería de la que es dueño su padre. Ella ha crecido entre libros, ellos han sido sus maestros y sus amigos.

A de Austen, B de Brontë, C de Charles y D de Dickens. Aprendí el alfabeto en esta librería.

Diane Setterfield

Como supones, de tanto leer y estar en medio de los muchos libros, unos antiquísimos y extraños de los que su padre es poseedor. Ella es muy tímida y reservada.

Margaret es muy analítica tanto así, que lo que comenzó por un pasatiempo llamo la atención de la famosísima Vida Winter.  

Se convirtió en una biógrafa amateur, pero eso no detuvo a la escritora al momento de contactarla.

Vida le escribe una carta para que realice algo que nadie ha hecho de verdad: contar la verdad sobre ella.

Escribir acerca del pasado que ha ocultado por años. Es decir, que escriba lo que encierra El cuento número trece.

Margaret me parece alguien muy recelosa y tan fuera de este mundo que prefiere estar bajo su rutina con los libros que con amigos (claro que no la juzgo, a veces yo prefiero eso también).

Es una joven solitaria y que posee un pasado algo doloroso, pero tan extraña que le cuesta socializar.

Alguien a quien podrías encontrar en el metro y no te das cuenta porque va metida en un libro y no asoma la cabeza ni para ver en qué parada va.


La escritora

Continuamos con la excéntrica Vida Winter.

Es un personaje fascinante, no podía dejar de pensar en cómo sería ella físicamente si la tuviera en frente. ¿Qué le preguntaría? ¿Cuáles serían sus opiniones con respecto a mí? Son de esos autores que sabes que quieres conocer.

El pasado de la señora Winter me pareció absorbente, tantos personajes y una cantidad de secretos increíble.  

Cada vez que incluía a alguien más me hacía querer saber más, y cuando se retiraba de la historia siempre quedaba con la interrogante de que paso con después con aquel personaje.

Y cúando sabes el porqué de toda la historia te quedas hasta sin aliento, algo que me sorprendió gratamente.


Una novela contemporánea increíble.

Cada vez que terminaba una historia le seguía la siguiente. ¿Como alguien puede tener tanta imaginación? ¿Qué paso en su pasado que desencadenó todo este tiempo libre para crear tantas historias? 

A lo largo de las paginas me lleno de curiosidad por su madre, lo complicada que fue su familia y que paso en realidad en el incendio de la casa en la que creció para dar como resultado la gran escritora que era.

Los personajes secundarios le daban el toque, como la ama de llaves ciega. Me recordó tanto a Úrsula de cien años de soledad, por ser tan obstinada que ya pasado los años quería seguir en la casa.

También el jardinero y su amor por las plantas y finalmente con los familiares cercanos a la señora Winter.


Diane incluyo dos líneas de tiempo a la vez:

  • La actual donde Vida Winter con Margaret se encontraban
  • El pasado fruto de las entrevistas o reuniones que las dos sostenían. .

No me perdí en lo absoluto, este hecho solo incrementaba mis ganas de que terminara para saber el desenlace y poder sanar mi curiosidad

Las palabras en cambio, eran una cuerda de salvamento

Diane Setterfield

¡Muchas gracias por pasar a leerme!


¡Hablemos!

¿La has leído? ¿Tienes otra novela de la autora?

One Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.